4 Incontinencia Urinaria de Esfuerzo IUE

SÍNTOMAS DE LA IUE

Este tipo de incontinencia urinaria generalmente ocurre cuando estornuda, tose, se ríe, levanta algo o se ejercita. Estas actividades pueden ejercer presión sobre el esfínter de la vejiga (conocida como muscular de la uretra) provocando el escape de orina accidental e incontrolable.

¿CÓMO OCURRE LA IUE?

La IUE ocurre cuando los músculos del piso de la pelvis se han dañado o el músculo del esfínter de la uretra se debilita. Como resultado, la base de la vejiga puede moverse de su posición normal, o el mecanismo de cierre de la vejiga (el esfínter de la uretra) puede no cerrar más, provocando escapes de orina.

Se sabe que la IUE afecta a 1 de cada 7 mujeres adultas. La investigación médica ha descubierto varios factores que podrían hacer más probable que alguien desarrolle el problema.

¿Qué hace que algunas personas tengan mayor probabilidad de desarrollar IUE?

Sexo: La IU, y especialmente la IUE, es mucho más común en mujeres que en hombres.

Edad: La IUE es más común en mujeres de 25 a 49 años.

Raza: En comparación con otras tazas, las mujeres caucásicas (raza blanca) son más susceptibles a la IUE.

Músculos débiles del tracto urinario bajo y del piso de la pelvis incrementan el riesgo de IUE.

4 Incontinencia Urinaria de Esfuerzo IUE - 3

¿Cuáles son las causas más comunes de la IUE?

Embarazo y Parto

Aunque a IUE es muy común en mujeres embarazadas, la mayoría de las mujeres mejoran naturalmente, regresando a la normalidad después del parto. A pesar de ello, algunas investigaciones médicas sugieren que las mujeres que desarrollaron IUE durante el embarazo, tienen mayor probabilidad de experimentar incontinencia en su vida posterior.

Cirugía Pélvica y Radioterapia

Ciertos tipos de cirugía pélvica, como algunos tipos de histerectomía radical, se sabe que producen disfunción de los músculos del piso del a pelvis y esto incrementa la probabilidad de que la mujer desarrolle IUE.

Otros procedimientos médicos como la radiación pueden producir daño nervioso y muscular del tracto urinario bajo.

¿Qué más puede incrementar la probabilidad de desarrollar IUE?

Se ha encontrado que varios factores conocidos como “factores de riesgo” incrementan la presión del piso pélvico o interfieren con la capacidad de estas estructuras  musculares de resistir esta presión. El tratamiento o la modificación de estos factores pueden ayudar en el manejo de la IUE.

Obesidad

Se sabe que la obesidad incrementa la probabilidad de sufrir IU en general y de IUE en particular; las mujeres obsesas tienen cinco veces mayor probabilidad de desarrollar IUE que las que tienen un peso normal.

Esto se debe a que el exceso de peso en las personas obesas incrementa la presión abdominal que recae sobre los tejidos pélvicos. Esto provoca estiramiento y, eventualmente, debilitamiento de los músculos, nervios y tejidos conectivos del piso de la pelvis.

Estreñimiento

El estreñimiento severo puede extender el piso de la pelvis, evitando la contracción de los tejidos de esta zona e incrementando la posibilidad de desarrollar IUE.

Tabaquismo y Enfermedad Pulmonar

El tabaquismo es la principal causa de enfermedades pulmonares severas, como bronquitis crónica. Se sabe que este tipo de enfermedades producen incremento en la presión abdominal, lo cual incrementa el riesgo de desarrollar IUE.

Menopausia

Aunque no se ha confirmado que la menopausia incrementa el riesgo de IUE, los expertos creen que puede contribuir a su desarrollo, aunque quizá sólo como parte del proceso de envejecimiento normal.

Alteraciones en el Piso de la Pelvis

Varias alteraciones del piso de la pelvis también pueden contribuir al desarrollo de la IUE, por ejemplo, prolapso de algún órgano pélvico, prolapso vaginal o prolapso uterino.