3 BPH - 1

¿Qué es la Hiperplasia Prostática Benigna?

La Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) es una enfermedad de alta prevalencia que afecta a hombres en mayor o menor grado a partir de los 40 años. Aumenta desde un 8% en la cuarta década de la vida hasta un 90% en la novena. La HPB se presenta entre un 50 a 70% en hombres mayores de 50 años y en un 90% en mayores de 80 años.

¿Cuál es el tratamiento para la HPB?

Existen tratamientos médicos, terapias mínimamente invasivas, quirúrgicos o la espera con vigilancia.

La espera con vigilancia consiste en mantener bajo observación al paciente, llevando un registro de los síntomas (avances, mejorías  cambios). Es una estrategia variable, debido a que las probabilidades de progresión y/o complicaciones son inciertas.

3 BPH

TRATAMIENTO MÉDICO

Actualmente se utilizan tres clases de medicamento en HPB: bloqueadores alfa uno, los inhibidores de la 5 alfa reductasa y agentes fitoterapéuticos (extractos de plantas).

Bloqueadores Alfa Uno

Han demostrado una clara mejoría de los síntomas y signos de la HPB. Y pueden dividirse en fármacos de:

Primera generación: Algunos fueron inicialmente usados en hipertensión y actualmente se usan en HPB. Poseen efectos adversos hipotensores (baja presión arterial) por lo que  interfieren con el desarrollo de actividades cotidianas.

Segunda Generación: Alfuzosina y tamsulosina son fármacos uroselectivos, es decir, actúan exclusivamente en la próstata. En la actualidad, el tratamiento con Alfuzosina ofrece rapidez de acción, alivio de los síntomas y no afecta la vida sexual del paciente con HPB, mientras que la Tamsulosina esta relacionado a eyaculació retrograda en un porcentaje significativo.

Inhibidores de la 5 Alfa Reductasa

Produce una reducción en el tamaño de la glándula y una mejoría en los síntomas que se observan principalmente en glándulas muy aumentadas de tamaño (>40gr). La reducción máxima del tamaño prostático es de un 20% y su inicio de acción puede demorar hasta 6 meses, sus efectos secundarios incluyen disminución de la libido, disminución del volumen de eyaculación e impotencia.

TERAPIAS MÍNIMAMENTE INVASIVAS

Tiene como objetivo la reducción de la próstata a través del calentamiento del tejido prostático para causar su coagulación y vaporización. Para esto se utiliza el láser o microondas.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Existen varios procedimientos:

Resección transuretral de la próstata: Se realiza la remoción de la próstata a través de la uretra, usando la endoscopía.

Incisión transuretral de la próstata: Indicada en caso de próstata poco crecida. Se realizan solo unos cortes de la próstata.

Prostatectomía abierta: Está indicada en próstatas demasiado grandes para la remoción endoscópica.